GIMP 2.10 por fin (o todavía no)

Este mes por fin se ha lanzado la esperada actualización de GIMP, en este caso a su versión 2.10 (recuerda: GIMP utiliza números pares para las versiones estables, e impares para las de desarrollo). Esto es aproximadamente seis años después del lanzamiento de la versión 2.8, en la que se basan todos mis libros. Lo que quiere decir que, seguramente, me pondré a actualizarlos, poco a poco. 

Aunque hay letra pequeña. Lo que se ha lanzado es la versión para Windows y las diferentes distribuciones de Linux (Ubuntu y compañía). A día de hoy, todavía no hay una versión estable para el OSX de Apple, por lo que me va a tocar esperar un poco… Si trabajas con alguno de los dos primeros, puedes descargar la aplicación desde el enlace  https://www.gimp.org/downloads/

En cualquier caso, he podido probar el 2.10 en un ordenador con Windows, y sí he notado algunos cambios importantes. La interfaz es más moderna (ya le tocaba…), aunque se puede utilizar la antigua, si así lo prefieres. Además, GIMP ya permite trabajar con profundidades de color de 16 y 32 bits por canal, lo que, en teoría, permitiría trabajar con archivos RAW directamente (habrá que ver los filtros de importación…).

Y lo mejor de todo: muchas de las herramientas, como mis “queridas” Niveles y Curvas, presentan una ventana auxiliar escalable, que se puede agrandar hasta donde lo necesites: Ya no hay que dejarse los ojos (ni la muñeca) para hacer un ajuste preciso con esas herramientas. 

También, he notado una mejora en la velocidad general de proceso (con un par de imágenes), lo que me vendrá bien, ahora que mis fotos son más grandes. 

Los filtros se han revisado, y algunos (desenfoque de movimiento, desenfoque radial) tienen su submenú propio. Algunos se han rehecho desde cero (Máscara de desenfoque), aunque GIMP mantiene las versiones anteriores “heredadas”, como opción.

En resumen, me va a tocar aprender de nuevo. Las buenas noticias, que te lo iré contando poco a poco, de manera que tú también puedas aprender lo que yo haya descubierto… Y, en algún momento, todo eso acabará en una actualización de mis libros. No está mal, ¿no?

Facebookpinterestlinkedinmail
Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *